sábado, 18 de septiembre de 2010

Diferentes tìteres...


Títeres de varilla.

Son los más sencillos de fabricar, por lo que los mismos chicos pueden hacerlos creando sus propios personajes.

Constan de una varilla que será la columna central del títere.

Pueden ser:
De cabeza solamente:
Sólo constarán de la varilla y de la cabeza recortada en cartulina en la punta.

Puede hacerse también con cajitas de remedios, etc.
De cabeza con vestimenta:
A la cabeza se le agregará el vestido, recubriendo la varilla con papel crepe o telas.
De silueta completa:
Son aún más sencillos ya que pueden recortarse las siluetas completas de revistas y montarlas sobre cartón y luego sobre la varilla.

La vara puede ser una aguja de tejer, un palito de brochette, una tira de cartón duro, palitos de helado, etc.

Los movimientos que permiten estos títeres son limitados, pero muy útiles a la hora de fabricar numerosos personajes.

Tìtere de guantes.

Son los títeres más conocidos y utilizados, ya que permiten el movimiento de cabeza y brazos.
Recortaremos sobre tela doble el cuerpo con los dos bracitos y coseremos sus bordes.
La cabeza podrá ser hecha con los materiales nombrados anteriormente. Recuerden que el peso excesivo de la cabeza dificulta el manejo del títere.

Es muy útil para estos casos usar mates.
Podrán también con masas que endurezcan modelar sobre el mate para dar los rasgos característicos de los personajes.
No olviden que las botellitas más pequeñas suelen ser un buen recurso.

También podemos usar la técnica de papel engrudado sobre globo.


Tìtere de cono.

Necesitaremos un cono (de los que vienen con los hilos industriales) al que agregaremos en su parte superior la silueta hasta la cintura de nuestro personaje.


Lo recortaremos en tela y coseremos los contornos, luego pegamos los bordes al borde más ancho del cono y pasamos una aguja de tejer o similar desde la cabeza hasta el pico del cono.

Esto nos posibilitará que el personaje se esconda dentro del cono y salga a voluntad.

Títeres de dedos.

Estos pueden ser los títeres de dedos o de dedos invertidos.

Dediles:

Pueden fabricarse a partir de guantes en desuso, o bien fabricándolos con tela o goma eva.

Son muy versátiles y pueden usarse varios en una sola mano.

Los materiales usados aquí son infinitos, desde cuerinas, recortes de cuero, guantes plásticos, pelotitas de telgopor, pueden coserles ojos con botones, etc.
Pueden complementar el cuerpo de estos títeres recubriendo los dedos laterales con manitos para agregar posibilidad de movimientos.


También adornarlos atando un lazo en la base del dedo.



De dedos invertidos:

Aquí recortamos la silueta del títere en cartón y calamos dos orificios en la base por donde pasarán los dedos índice y anular.

También podrán cubrir las uñas haciendo zapatitos o bien pintándolos sobre la mano.

Son muy útiles cuando no contamos con un escenario, ya que podemos interactuar con los chicos haciéndolos caminar sobre sus hombros, hacerlos saltar, etc.

Títeres de manoplas.

Estos son los títeres que permiten más vuelo a nuestra imaginación ya que pueden construirse a partir de casi cualquier cosa. Una media tubo, una bolsa de papel, etc.

Manoplas simples.

Son las que no cuentan con el fuelle que hará la abertura de la boca.
Podemos hacer dos aberturas superiores para sacar dos dedos y obtener así dos antenas móviles.
Se construyen en su mayoría a partir de bolsas o sobres grandes de papel y pueden hacerse con los chicos.
Las bolsas se completarán con pinturas, recortes de papel, marcadores, etc.
Pueden también fabricarse con lonas, telas, lonetas, trapos de piso, paño lenci, dependiendo de qué animal o personaje queramos crear.

Manopla con fuelle:

Son más difíciles de hacer pero el fuelle nos permitirá dar la sensación de que el títere habla, come algo, etc.
Se confeccionan tomando el tamaño de la mano, más dos semicírculos que serán pegados o cosidos en la parte superior.
Pueden agregar detalles como la lengua, los dientes, bigotes, etc.
Estos títeres no cuentan con brazos pero nos dan un gran movimiento en el escenario.

El títere de bolsa de papel:

Estas clases de títeres resultan ser la más económica y de fácil construcción. Pueden ser confeccionados tanto por docentes como por los pequeñines.

Mediante su fabricación se toma contacto con la fisonomía del rostro personas y animales, así como con los estados anímicos.Se construyen con bolsas pequeñas de papel Manila o de otro tipo de papel de textura suave que permita ser pintado o rayado con colores, marcadores o témpera.Estos títeres le permiten al niño y a la niña, crear personajes fantásticos que ellos podrán darle vida, mediante los movimientos de sus muñecas que pueden expresar afirmaciones o negaciones; su brazo que hace cantar, bailar y mover la cabeza. Todos estos movimientos los realizará después de hablar, mientras hace su mímica e inventa, crea o se deja llevar por la canción o el cuento que está representado en ese momento.

No hay comentarios:

Estamos en Facebook...